Buscar en este blog

jueves, 10 de marzo de 2016

Reseña: Los renglones torcidos de Dios - Torcuato Luca de Tena

¡Buenas!
Os traigo una nueva reseña, de un libro que quizá por su título pasó inadvertido en vuestras vidas, pero creedme cuando digo que merece la pena que sigáis leyendo la reseña y descubrirlo. Comencemos.



Torcuato Luca de Tena

PLANETA

8,50€




448

Nos encontramos con Alice Gould, una persona inteligente y astuta que acude a un centro psiquiátrico para investigar un crimen: el asesinato del padre de su cliente. 
¿Cómo ha entrado Alice en este centro? haciéndose pasar por una enferma mental más para poder llevar a cabo su investigación.
Ahora bien, su médico particular lo tiene claro: Alice Gould sufre paranoias, toda su vida actual está enredada en un delirio por el que ella ejerce el papel de investigadora en el centro psiquiátrico (llegando incluso a envenenar a su marido) cuando en realidad está ingresada por recomendación de su médico particular.

Nos encontramos con una protagonista sagaz y avispada capaz de confundir a médicos y hasta al propio lector 
¿Es realmente Alice una paranoica, o solo una víctima?


La verdad es que al principio a este libro, tal vez por su título, no le tenía muchas ganas. 
Es de esos libros que cuando vas a la librería siempre está por ahí pululando (lleva vendiéndose desde 1979 ni más ni menos) pero nunca me había fijado en él.
Un día, estando en la librería mi madre lo encontró y me aseguró que, al menos a ella, le había gustado mucho, así que me decidí y lo compré, aunque lo empecé no estando muy segura de si me iba a gustar.

Y menos mal que lo he leído, porque seguramente, si no me lo hubiera recomendado quizás no lo leería nunca. Empecemos punto por punto, como a mi me gusta.

Comenzando por los personajes, debo destacar la fuerte personalidad de Alice Gould, nuestra protagonista principal...aunque es cierto que es un personaje que no todos adorarán porque aveces peca de poco modesta y altiva. Aunque pocos me discutirán que el carácter  y las situaciones que muchas veces envuelven a la protagonista son arrolladoras, debido a su ingenio, monólogos y deducciones.
Otro punto que me veo en la obligación de destacar en esta historia son los personajes secundarios  (muchas veces en algunas reseñas apenas menciono), que en esta historia tienen gran importancia, aunque podría decir que casi toda, colaborando en la ambientación de la novela. 
El autor nos sitúa en un centro psiquiátrico con enfermos de todo tipo, explicándonos de manera comprensible que diferenciaba unas enfermedades de otras.

Mientras leía el libro tenía la sensación de que el autor estaba bastante informado sobre el tema, y aunque no es psiquiatra, antes de escribir este libro ingresó dieciocho días en una institución psiquiátrica para documentarse, cosa que se percibe al leer el libro.
En estos personajes secundarios, el autor nos arrastra hacia sentimientos como la compasión y la tristeza por su situación (sentimientos difíciles de tratar sin que parezca que quieres provocar la lágrima fácil en el lector), el respeto hacia el personal encargado de trabajar allí y la angustia por la situación de Alice.
Hablando de Alice, cuando he acabado de leer, he sido totalmente consciente de que durante todo el libro el autor ha sabido llevarme por donde ha querido, confundiéndome respecto a la situación mental de Alice. Cuando estaba completamente segura de que en realidad era una paranoica, el autor volvía a enredarme...y me encontraba diez páginas más tarde afirmando rotundamente que Alice Gould estaba completamente cuerda.
Todavía no se que siento respecto a este poder que ha tenido el autor de marearme y desconcertarme. Por una parte, me ha gustado sentir que estaba dentro de la historia, que me encontraba tan confundida respecto a Alice como lo estaban los médicos.
Por otra parte, el autor había preparado dos historias paralelas creíbles, consiguiendo que tenga que desarrollar dichas historias en mi cabeza y poder esclarecerme, aunque cuanto más lo intentaba menos estaba segura de cual de las dos historias era la real.


Así que es un punto muy positivo (el mejor, en mi opinión), que el autor haya sabido llevar ese atolladero y hacerlo creíble a nuestros ojos, manteniéndonos todo el libro preguntándonos que demonios está pasando.                                En cierta manera, me ha recordado (por si alguien la ha visto) a Interestellar en el momento más confuso de la película, pero esta sensación se mantenía durante toda la lectura.Por último, añadir unos minipuntos más por la manera de escribir del autor, ni demasiado emperifollada ni demasiado escueta, los datos específicos sobre las enfermedades mentales no se me han hecho tediosos.

La verdad es que pensaba que el libro me iba a aburrir, pero para nada, lo terminé en menos tiempo del que esperaba (tres o cuatro días), teniendo en cuenta que tenía clases.
Así como a veces digo que algún tipo de libro no creo que lo vayan a disfrutar todos, estoy bastante segura de que este libro interesará a un amplio sector de lectores, aunque no es un libro precisamente feliz.
Por todo esto, le concedo al libro una de las notas más altas que he dado, un 4,5:

  


Un saludo, 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Puedes decirme si te ha gustado esta entrada escribiendo un comentario :) Gracias por tu consideración.